Qué son las bodas de plata, sino un montón de experiencia y la voluntad de seguir adelante buscando nuevos caminos, trabajé en agencias grandes, chicas, formales, agresivas, jugadas y,  si bien cada una entregó lo suyo, me quedo con el valor del instinto, el no temer a esa primera revelación y cuidar de no fallecer en el quirófano de la burocracia.

Disfrutar cada proyecto, hacer latir con fuerza el corazón, enviar más a menudo de paseo al conejo, estar nervioso con un papel blanco en la mano, pero por sobre todo quiero sonreír cada día que enfrentemos nuevos desafíos.

Conejoblanco responde a un mundo cada vez más loco, las distancias no son determinantes, el mundo está a un clic, así también los talentos; por eso he buscado las mejores alianzas, socios virtuales de primera línea para desarrollar todos los proyectos del ámbito del diseño y las comunicaciones.

Hugo Quezada Martínez Director